Todos los cuidados que debe recibir tu prótesis dental

Al fin has decidido acudir a tu dentista para reemplazar los dientes que te faltan para conseguir una dentadura totalmente funcional. Los resultados son increíbles y tu vida mejorará en muchos sentidos. Después del tratamiento, debes tener claro los cuidados que debe recibir tu prótesis dental para que perdure el máximo de tiempo posible en las mejores condiciones.

El mantenimiento de las prótesis dentales se basa principalmente en su limpieza. Es necesario establecer las rutinas de higiene correctas para conseguir una salud bucodental adecuada. Para ello, lo primero que se debe diferenciar es si estamos hablando de una prótesis dental fija o removible, ya que los cuidados que necesitan cambian en cada caso.

Las prótesis dentales fijas tienen cómo principal característica que no es necesario su extracción para su limpieza. Esto simplifica enormemente su cuidado ya que deben seguir las mismas pautas de higiene que los dientes normales. De manera general bastará con usar un cepillo de dientes adecuado, el hilo dental y el enjuague bucal que tu dentista te indique.

Otra de las herramientas que te puede servir como parte de los cuidados que debe recibir tu prótesis dental es un irrigador dental. Así conseguirás una limpieza mucho más profunda que te ayudará a conseguir una higiene bucodental mucho más efectiva.

Para hacer un seguimiento de la evolución de tu prótesis dental fija, tu dentista te recomendará establecer un calendario de citas para realizar las oportunas revisiones. Es conveniente que sigas esta planificación para que tu caso sea tratado de manera personalizada.  Si se realizan los cuidados correctos, este tipo de prótesis pueden durar prácticamente toda la vida, así que no dejes de seguir las recomendaciones del profesional.

La limpieza de una prótesis dental es fundamental para su mantenimiento

Los cuidados que debe recibir tu prótesis dental removible son algo distintos. Para realizar la limpieza se debe retirar y usar unos productos específicos. En la mayoría de los casos, se suele tratar de lo que se denomina comúnmente como dentaduras postizas. Se suelen fijar a las encías con adhesivos que han sido diseñados para este fin.

Además del conveniente lavado tras las comidas con un cepillo específico, conviene retirar la prótesis dental removible a la hora de dormir. Así se puede aprovechar para realizar una limpieza en profundidad con unas pastillas efervescentes diseñadas para este fin. También se consigue el descanso de los tejidos de las encías que están en contacto con el adhesivo.

Y es que los cuidados que debe recibir tu prótesis dental removible deben tener en cuenta varios elementos. Por un lado, también se deben cuidar las partes metálicas que sirven como agarre y, por otro, también se debe cuidar las encías para que no sufran en exceso por servir como soporte donde se coloca la prótesis.

Las partes metálicas de la prótesis removible deben tener un aspecto brillante. Lo contrario puede ser indicativo de la acumulación de la placa bacteriana. Para evitarlo puedes usar un jabón neutro o alcohol con ayuda de un bastoncillo.

Los cuidados que debe recibir tu prótesis dental removible también incluyen la limpieza de las encías, la lengua y la cara interna de tus mejillas. Deberás pasar tu cepillo por estas zonas con cuidado para conseguir una higiene bucodental completa.

También se deben realizar las revisiones oportunas con tu dentista de la prótesis dental removible. Su duración puede ser de entre cinco y diez años. Durante ese tiempo es posible que sea necesario realizar algún tipo de ajuste para que siga ofreciendo toda su funcionalidad. Además, si se produce un cúmulo de sarro que sea difícil de retirar es conveniente acudir a tu clínica dental para usar maquinaria específica para eliminarlo.

Que una prótesis dental sea realmente efectiva durante mucho tiempo depende en gran medida de que la cuides correctamente. ¡Sigue siempre los consejos que te ofrece el profesional de odontología!